• Cada vez son más los sevillanos que optan por comprar piezas de desguace para las reparaciones de sus coches.

El envejecimiento del parque automovilístico de la región así como la caída en picado de las ventas de coches nuevos en la provincia de Sevilla, ha provocado un repentino aumento de la venta de piezas de segunda mano en los más de 20 desguaces sevillanos que operan en la actualidad.

El principal motivo es que los recambios, como por ejemplo motores, neumáticos, piezas de carrocería o alternadores, pueden ser hasta un 60% más baratos al ser adquiridos en un desguace, en comparación con el coste de una pieza nueva.

Cada vez son más los particulares que acuden a los Centros Autorizados de Tratamiento (C.A.T.) en busca de la pieza que necesitan para reparar su coche. Además los propietarios de coches con una antigüedad media de 4 o 5 años también están aumentando su nivel de visitas y de compra de repuestos en los desguaces, mientras que hace pocos años solían ser clientes habituales de los talleres oficiales.

También son muy demandados por los particulares los recambios como son los tapacubos, ruedas, retrovisores, pilotos, limpiaparabrisas o incluso alfombrillas originales. Estas piezas, se solían adquirir nuevas a un precio bastante razonable, sin embargo la crisis económica ha producido que cada vez se realice un mayor número de consultas en los desguaces de Sevilla con respecto a este tipo de recambios.

Vía @ ABC de Sevilla