Los faros o pilotos del coche son uno de los elementos más sensibles a la hora de recibir un golpe durante un accidente, por este motivo en el 17% de los casos en los que un automóvil se ve envuelto en un siniestro es necesario sustituirlos. Este dato ha sido obtenido a través del estudio sobre la “Reposición de componentes lumínicos” realizado por Audatex España.

En este mismo estudio se ha valorado el coste medio de la reparación de los elementos lumínicos tras haber quedado el coche siniestrado, el cual oscila entre los 65 y los 286 euros situando la operación como una de las más frecuentes realizadas en los talleres mecánicos ya que suponen un 5´6% del total.

Otra de las operaciones que se realiza con bastante frecuencia es la sustitución de los anagramas, con un 7´4% del total. Esta reparación tiene un coste medio de 16 euros, que puede ser reducido considerablemente en el caso de que se utilicen recambios de desguace para la sustitución.

La tercera acción con mayor demanda en los talleres mecánicos es la reparación de la moldura de la puerta, pues supone el 5´4% del total y tiene un coste medio de unos 56 euros.

El estudio también señala que el 67´7% de las reparaciones de faros o pilotos que se realizan en los talleres mecánicos suelen realizarse en la parte delantera del vehículo, mientras que un 33´9% se realiza en la parte trasera del coche. Además, la sustitución de los elementos se realiza de forma desproporcionada pues tan solo un 0´6% de los afectados decide sustituir todos los componentes dañados, mientras que el 24´7% decide reemplazar solo el faro izquierdo.

Pilotos, faros, anagramas y molduras de puertas son recambios que se pueden encontrar muy fácilmente en los desguaces y a un precio muy competitivo. Además no son elementos que ni inciden ni afectan a la seguridad activa del vehículo, por lo que no deberá preocuparte el que se trate de piezas recicladas.

Además en Desguacessevilla.es queremos recordar a nuestros lectores que disponemos de un completo servicio de tasación de coches siniestrados o averiados, que podrán solicitar en cualquier momento y sin ningún compromiso en aquellos casos en los que el vehículo haya quedao inutilizable o no merezca la pena repararlo tras el accidente.

¿Alguna vez se han dañado los faros de tu coche en un accidente? ¿Los cambiaste por unos nuevos o por faros de desguace? ¡Déjanos tus comentarios!