Recogida y baja de vehículos

Cómo evitar el aquaplaning o derrapes; consejos prácticos

La lluvia en Sevilla es una maravilla.- Deliciosa frase con la que Audrey Hepburn nos deleitó en My Fair Lady y que ya ha pasado a la historia.

Pero cuando vamos al volante, la lluvia puede convertirse en nuestro peor aliado. Y es que este fenómeno atmosférico exige al conductor reflejos, precauciones y a menudo conocimientos que no posee para garantizar su seguridad y la de su vehículo.

Es por eso que desde el blog de Desguacessevilla.es queríamos dedicar hoy una especial atención a informaros y aconsejaros sobre el peligroso aquaplaning.

Este fenómeno tiene lugar cuando, debido a lluvias intensas o de larga duración, la capa de agua sobre la calzada es mayor a la cantidad que los neumáticos pueden  evacuar a través del dibujo de la banda de rodadura, y el agua acaba ejerciendo más fuerza sobre el neumático que la que se ejerce sobre el pavimento, haciendo que el vehículo patine y se levante del suelo.

Si no tenemos contacto real con el pavimento, el vehículo no obedece al girar el volante y se hace incontrolable. Entonces, ¿qué puedes hacer para evitar una situación de aquaplaning o un derrape?

coche bajo la lluvia

Prestando atención a los distintos sistemas de seguridad del vehículo podremos facilitar la conducción y recuperar el control de nuestro automóvil:

Frenos

En caso de que nuestro vehículo no disponga de un sistema ABS hay que frenar con suavidad, pues el freno de servicio podría bloquear las ruedas.

Si el coche derrapa y contamos con ABS, se debe pisar el pedal de freno con fuerza y regularmente, evitado bombear, y tratando de dirigir el coche en la dirección hacia la que se derrapa.

Neumáticos

Sin duda, es muy importante en estas situaciones que los neumáticos se encuentren en un estado excelente: el mínimo desgaste de la banda de rodadura  y unos niveles de presión adecuados evitarán los deslizamientos o minimizarán su efecto.

Amortiguadores

Es un elemento fundamental de la suspensión del vehículo, clave para la seguridad, por lo que comprobar su estado y si cumplen su misión nos puede salvar la vida en situaciones de emergencia, unos amortiguadores en mal estado harán que se produzca antes y más fácilmente el aquaplaning o el derrape del vehículo.

Tú mismo

Sin  lugar a dudas, tus aptitudes al volante son las que deciden en situaciones potenciales de accidente. Una conducción moderada, sin giros ni frenadas bruscas previene los posibles derrapes.

Si evitamos los charcos, dejándolos entre las ruedas o a un lado siempre que sea posible, aprovechamos los surcos de los vehículos que tenemos delante y reducimos la velocidad conseguimos minimizar la cantidad de agua que se alojará bajo las ruedas.

¿Has vivido una situación similar en alguna ocasión? ¿Recomendarías alguna otra forma de actuar para evitar el aquaplaning? ¡Déjanos tu comentario!

 

Deja un comentario