Hoy se ha anunciado por parte del Gobierno la inminente puesta en marcha del Plan PIMA, los incentivos que favorecerán la renovación del anticuado parque automovilístico de furgonetas y vehículos comerciales, además de contribuir con la mejora de la calidad del aire en nuestras ciudades.

Estas ayudas, dirigidas especialmente a profesionales autónomos y a PYMES, han sido propuestas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y cuentan con una partida presupuestaria de 38 millones de euros.

¿Cómo se accede al Plan PIMA?

Para poder beneficiarte el Plan PIMA en la compra de una furgoneta y vehículo comercial nuevo o con menos de un año de antigüedad, tendrás que enviar al desguace y dar de baja definitiva un vehículo de las mismas características y que cuente con 7 o más años de antigüedad.

Así mismo, tendrás que acreditar esta gestión en el punto de venta escogido mediante el Certificado de Destrucción emitido por el Centro Autorizado de Tratamiento (C.A.T.). Puedes solicitar la retirada al desguace y la baja definitiva de tu vehículo directamente a través de Desguaces Sevilla, tan sólo accede al servicio a través del siguiente botón:

CONTACTAR CON DESGUACES SEVILLA AHORA

¿De qué cantidad son las ayudas?

Las ayudas que el Gobierno destinará a esta nueva iniciativa variarán en función del peso del vehículo que se adquiera. De este modo, quedarán divididas de la siguiente forma:

  • Vehículos comerciales o furgonetas de menos de 2.500 Kg: la ayuda del Gobierno en este caso asciende a 1.000 euros. Además se suma el descuento realizado por la marca que será como mínimo de otros 1.000 euros.
  • Vehículos comerciales o furgonetas entre 2.500 y 3.500 Kg: la ayuda del Gobierno para este tipo de vehículos se sitúa en 2.000 euros. También se sumará el descuento aplicado por el concesionario que será como mínimo de otros 2.000 euros.

 

¿Qué objetivos tiene el Plan PIMA?

El primer objetivo que ha incentivado la puesta en marcha de este Plan de ayudas es el de mejorar la calidad del aire en nuestras ciudades, por ello también se conoce como Plan PIMA Aire.

Además servirá para retirar de la circulación viejas unidades que en comparación con las que actualmente se ofertan en el mercado de vehículos nuevos o seminuevos, resultan mucho más contaminantes y realizan un mayor gasto de combustible.

También encontramos los objetivos económicos, que se centran principalmente en paliar la grave crisis por la que atraviesa el sector dedicado a este segmento de vehículos, dónde las ventas se habían reducido considerablemente repercutiendo sobre la producción que se lleva a cabo en las plantas automovilísticas de nuestro país. De este modo, se apoya también el hecho de que la gran parte de furgonetas y vehículos comerciales que se venden en España sean de producción nacional.

¿Qué os parece la puesta en marcha del nuevo Plan PIMA Aire? ¿Creéis que son buenos estos incentivos para ayudar a reducir la contaminación del aire? ¡Déjanos tus comentarios!